Lluvia por dentro, ¿cómo manejar la depresión?

 20140608-105451-39291300.jpg

Normalmente en nuestro lenguaje utilizamos la palabra depresión para hablar sobre un estado de tristeza, decimos frases como “Ya me deprimí” o “Estoy depre” cuando un día nos despertamos sintiéndonos abatidos o quizás cuando sucede algo fuera de nuestra expectativa; como muchos otros términos clínicos les quitamos su verdadero significado. La depresión es considerada como un trastorno del estado de ánimo que llega a afectar a la mayor parte de la población alguna vez en sus vidas y de manera más grave o más leve conforme la persona. Se caracteriza por una serie de cualidades que determinan que efectivamente es una depresión, por lo que debe ser persistente por un tiempo, pero además ir de la mano con síntomas como:

  • Tristeza o melancolía.
  • Pérdida de interés en las actividades que anteriormente eran de su agrado.
  • Pérdida o aumento de peso, sin cambiar la dieta.
  • Dificultad para dormir o sueño excesivo. También pueden despertar constantemente en la noche.
  • Sentimientos de fatiga o pierden fácilmente la energía.
  • Sentimientos de desvalorización.
  • Ideación suicida, y en los casos más graves, intentos suicidas.

Por lo que podemos observar no se trata de llorar un día o sentirnos abatidos en ocasiones, sino que representa mucho más que eso. Es un padecimiento relativamente común que tiene su inicio normalmente entre los 15 y 30 años, aunque se puede dar antes o después de esta edad. Se ha encontrado que las mujeres lo padecen hasta dos veces más que los varones, pero como se tratan antes, los hombres tienden a estar en peores estados depresivos.

Si creen que podrían padecer esto o desean saber en qué medida les comparto un link a un test que les permitirá saber si padecen de este trastorno: Inventario de Depresión de Beck. Sin embargo, les aconsejo ir con un terapeuta para que confirme esto y les dé el debido tratamiento.

20140608-105451-39291208.jpg

Bueno, si ahora que leyeron todo esto creen que tiene mucho que ver con su sentir y se sienten atormentados, siempre les recomendaré buscar el apoyo de un psicólogo. Sin embargo, hay cosas que podemos hacer nosotros mismos para disminuir de manera drástica el estado de ánimo depresivo:

  • Meditar. He hablado mucho sobre los beneficios de la meditación en otras entradas, por lo que en esta ocasión seré breve: Meditar ayuda a crear un estado de relajación alto y te posiciona en el presente.
  • Dormir. Uno de los síntomas más graves de la depresión es la falta de sueño o el exceso de este. Es importante trates de dormir por lo menos 8 horas, si encuentras dificultad te recomiendo tomar un té o leche caliente antes de ir a la cama y por supuesto cenar ligero.
  • Cambiar alimentación y comer saludablemente. La depresión tiene que ver con un funcionamiento específico del cerebro, que por ende lo afecta directamente. Como hay bajos niveles de serotonina, nos sentimos abatidos y hay alimentos que nos ayudarán a obtener triptófano que se transforma eventualmente en el neurotransmisor que necesitamos (serotonina), por lo que más allá de comer frutas y verduras, debemos incluir a nuestra dieta: huevos, leche, avena, chocolate, plátano, amarantos, calabazas.
  • Trabajar autoestima. Una persona con depresión tendrá un bajo concepto de sí misma y es por eso que necesitas analizar lo que piensas de ti y desmitificarlo. Por ejemplo, si pensaras “Soy tonta y por eso todo me sale mal” puedes convertirlo en “Soy humana y en ocasiones me equivocaré como todos”. El truco es ser menos severos con nosotros mismos y encontrar razones para querernos.
  • Deshacernos de lo innecesario. Hay cosas en nuestras vidas que nos causan más malestar del necesario, pueden ser personas o situaciones. Es como dijo Steve Jobs en su discurso en Stanford “Todo los días me pregunto si soy feliz con lo que haré, si van varios días en los que mi respuesta es no, comienzo a hacer cambios”. Deshazte de las personas que sean tóxicas y desapégate de las situaciones que te causen infelicidad.
  • Vivir en el aquí y el ahora. Cuando vivimos en el futuro padecemos de ansiedad; cuando vivimos en el pasado, depresión. Es por eso que requerimos regresar al presente para que podamos
  • Dedica tiempo para ti todos los días. Si no lo haces tú, ¿quién lo hará? No te dejes arrastrar por la rutina, cuando no disfrutas de tu día es más difícil que encuentres razones para sentirte contento, por lo que busca un espacio dedicado exclusivamente para ti y hacer lo que disfrutes, quizás escuchar música o pasear, cualquier cosa.
  • No tengas miedo de hacerle frente a tus emociones.
  • Exprésate. Es muy importante que no te quedes con todo lo que sientes, a otros les puede parecer irracional que estés así pero no importa lo que piensen, importa que dejes salir tus ideas.
  • Busca apoyo en tus seres queridos. La depresión crea la sensación de que no hay con quien contar, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones lo hay. Es momento que te acerques a tu familia y a tus amigos.
  • Cuida tu imagen. Sé que en ocasiones es lo que uno menos desea, quiere andar en pants y tenis todo el día, con una sudadera enorme que te hace parecer un saco de patatas. Pero se ha encontrado que cuando te arreglas te sientes mejor, en parte porque otros lo notan. No importa la razón, pero vale la pena intentarlo.
  • Ejercicio. Cuando hacemos ejercicio liberamos endorfinas, que nos causa un estado de satisfacción, así que si añadimos una rutina breve de ejercicio a nuestra vida nos sentiremos y veremos mejor. También es una excelente forma de liberar estrés. O puedes reír que tiene un efecto similar.
  • Tómalo un día a la vez. Es un proceso y te tomará tiempo, pero eso no importa siempre y cuando des hoy el primer paso. Unos días serán mejores que otros, pero eventualmente podrás ver atrás y darte cuenta que has superado este trastorno.

Es un trastorno bastante difícil dado que es muy poco comprendido, y es por eso que invito a quienes no padecen de depresión como a quienes sí a ver el siguiente video que les ayudará a entender más por lo que pasa una persona con este sentir: Yo tenía un perro negro llamado depresión

Con todo esto espero puedas retomar tu vida, debes saber que mereces ser feliz y mereces sentirte pleno. La decisión está en ti, de hacer cambios y buscar ayuda. Hasta la próxima.

Anuncios

Comenta y exprésate, tu opinión es importante:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s