Vivir en las nubes

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La distracción es un problema común, ¿quién no se distrae ante una mosca o de pronto se queda mirando fijamente algún objeto?

Sin embargo, la falta de control en la atención lleva consigo problemas para el desempeño de las tareas cotidianas, desde no entender instrucciones hasta olvidar fechas importantes, incluso provocar accidentes.

La atención es la capacidad de entender algo, de tenerlo en consideración pero a la vez implica muchos fenómenos. La distracción consiste en desviar la atención.

Cuando se atraviesan momentos de preocupación intensos suelen surgir bloqueos mentales,que dificultan la creatividad y la retención de información.

Es frustrante querer hacer algo, saber cómo hacerlo y finalmente fallar en el intento al quedarse en blanco.

Relajarse, distraerse y descansar por ratos ayuda a evitar la acumulación de tensiones, no pensar es bueno en el momento preciso. Además, la práctica de la meditación mejora la memoria y evita las distracciones cuando no son necesarias.

Cuando se trata de un trastorno de la atención, sobre todo en niños es común encontrar desorganización y falta de persistencia en la realización de las tareas, que son algunas de las causas del fracaso escolar.

La motivación es indispensable y está vinculada a la atención, ya que es más probable estar atentos a lo que despierta nuestro interés y donde se evite la monotonía. Los colores, sonidos, emociones intensas son importantes para captar inicialmente la atención.

Procesar la información es clave para poner los pies en la tierra, para ello se tiene que explorar lo que se necesita retener y seleccionar lo más relevante, ya que difícilmente se puede captar todo.

Cualquiera olvida lo que no sea parte de su rutina, el proceso de adaptación suele exigir mayores niveles de atención. Por eso también es recomendable poner las cosas en el mismo lugar para evitar pérdidas u olvidarlas.

Usar técnicas conocidas como tomar notas y hacer esquemas ayuda a captar más información antes de caer en la fatiga y con ello perder la concentración. Aquello es útil cuando tenemos preocupaciones que necesitamos analizar para poner orden en los pensamientos.

El desorden está vinculado a las distracciones, porque el ambiente no favorece estímulos agradables que permitan el disfrute de actividades, en cambio hay estímulos desagradables que impiden el correcto manejo de la información por los sentidos.

Cuando se trata de atención, es importante mencionar que no se puede poner atención a varias cosas a la vez.

El gusto por la fantasía y soñar despierto son un escape ante una realidad que de alguna manera no llena, provocando evasión a los problemas o disgustos. La ensoñación excesiva puede potenciar la creatividad, pero en ocasiones entorpece la concentración.

No puede faltar el uso de la tecnología, tener distractores como el teléfono móvil, la radio o la tv encendida que con facilidad captan la atención.

La falta de sueño, consumo de ciertos medicamentos y la desnutrición también dificultan la atención.

La falta de atención se puede deber a algún desorden psiquiátrico, como la aprosexia; mientras que la paraprosexia indica inestabilidad en la atención. La distraibilidad es común en episodios maniacos debido a la rapidez con que se producen los pensamientos.

Psic.  Magali Pool

http://about.me/poolmagali

Twitter: @qdmujer

¡Consigue GRATIS mi libro Historias Antirrománticas: Ilusiones perdidas! Disponible en ibooks y Google Play!

Anuncios

Comenta y exprésate, tu opinión es importante:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s