El punto exacto

Las emociones no pueden separarse de las reacciones de nuestro cuerpo, de la conducta y de nuestros pensamientos.

Por ejemplo, cuando nos sentimos enamorados difícilmente podremos evitar ruborizarnos, nuestra expresión facial cambia y nos veremos envueltos en la duda de hablarle a esa persona especial, o huir.

Hay emociones positivas y emociones negativas, las cuales hemos sentido alguna vez según las circunstancias.

La regulación emocional es la capacidad para manejar adecuadamente las emociones, una gran herramienta cuando se madura.

Identificar nuestras emociones y reconocer sus señales nos ayudará en el camino de ser mejores personas, más adaptadas. Si no controlamos nuestras emociones estas pueden controlarnos.

Para controlarlas hay que reconocerlas, buscar sentimientos que nos permitan regularnos, y finalmente comprender por qué sentimos lo que sentimos, para de esa forma buscar nuevamente el equilibrio en nuestras vidas.

Que nos encontremos en situaciones difíciles o negativas, no justifica que desarrollemos actitudes negativas, a pesar de las tristes circunstancias por las que alguna vez tenemos que atravesar, si aprendemos a ser más fuertes que los obstáculos, aprenderemos a desarrollar la resiliencia, que es la capacidad de enfrentar la adversidad.

Las emociones que nos hacen más fuertes son las emociones positivas. Ser optimista es en la mayoría de las veces un impulso para salir adelante.

También la capacidad de conocernos y tomar oportunidades que permitan aprender cosas nuevas para ir evolucionando.

Regular nuestras emociones y ser resilientes es útil para superar el pasado, así como circunstancias vergonzosas.

 

10574245_10152823222119316_2656544234847537399_n

 

 

Anuncios

La vida en los tiempos del YOLO

20140701-143855-52735584.jpg
You only live once – Sólo se vive una vez

En efecto es así, aún cuando pensemos que existe la reencarnación o que hay una vida en el cielo, los teóricos e investigadores científicos no han logrado probar que hay algo después de la muerte. Entonces, con esta frase tan popular se quieren comer el mundo. Usándola para justificar sus comportamientos “equis somos chavos”. No quiero que piensen estoy en contra de la acción o experimentación. Más bien quiero llamar la atención a las consecuencias de las acciones.

Nos queda claro que por cada acción hay una reacción, una respuesta. Y en ocasiones dicha respuesta es bastante negativa o cambia por completo nuestras vidas. Todos hemos oído hablar de los embarazos casi infantiles, niñas de 16 años teniendo hijos. Este es un claro ejemplo del uso erróneo de “YOLO”, que resultó en una conducta de riesgo, normalmente en estos casos se trata de relaciones sexuales sin protección. Pero también puede ser tomar y conducir, fumar sin control, salir con extraños, etc. No siempre el hecho de realizar estas actividades resulta en tragedia, eso es cierto y el problema es que no podemos medir con exactitud las estadísticas. Es decir, no sabemos si la segunda vez sí será negativo o si simplemente nunca pasará nada. Y si está nuestra vida de por medio, como en tomar y conducir, yo creo que no vale la pena el riesgo.

Todo yace en que interpretamos un lema como “YOLO” de manera errónea. ¿Errónea? ¿Cómo si es tan obvio? Pareciera, pero no. El concepto no fue creado como justificación a nuestras conductas estúpidas, sino para hacer algo de nuestra vida que importe, que haga una diferencia. Es un lema para no dejar ir los días sin que haya avances.

Por eso los invito a usar esta frase, inteligentemente. Que YOLO no signifique “Ya qué” si no que signifique una porra para hacer el esfuerzo. Convirtámosla en algo positivo: “Hoy seré feliz porque YOLO”, “Iré al gimnasio porque YOLO”, “Viviré mi vida porque YOLO”.

20140701-143855-52735537.jpg

Fue curioso encontrar en mi búsqueda un video con YOLO como título que habla exactamente de lo que he intentado transmitirles, con bastante sarcasmo y así, pero finalmente habla de no hacer cosas tontas, pero tampoco irse a los extremos de vivir con miedo. Por lo que lo comparto con ustedes: YOLO song y la letra en español la encontraran en letra YOLO español.

Les recuerdo siempre son bienvenidas sus opiniones, reflexiones y hasta quejas. Esto es todo por hoy, hasta la próxima.

Abracadabra: El poder de las palabras

20140619-232045-84045548.jpg
“Lo que sale de tu boca, está en tu mente”. Esto es sumamente potente, sí lo analizamos debidamente. Nuestra forma de hablar, de expresarnos, está completamente vinculada con nuestra mente, que es claramente también el contenido de nuestra persona.
Alguna vez me contaron de un experimento que llamó mucho mi atención porque habla del efecto que tienen las palabras y sus vibraciones en nuestra persona. En dicho experimento tenían un grupo de personas que durante sus operaciones quirúrgicas, en estado de anestesia, les decían cosas alentadoras y lo contrario. Los resultados demostraron que quienes fueron alentados tuvieron una recuperación más rápida que quienes no.
Bien sabemos que existen dos tipos de obtención de la información, una viene de adentro y otra de afuera. Uno es lo que piensan de mi y en el lado contrario, lo que otros piensan de mi. Ambas tienen una influencia significativa en los pensamientos. Un ejemplo simple es que te digan tonto varias veces en tu niñez, esto que viene de fuera, termina siendo un paradigma, un discurso propio que te detiene más adelante o peor aún, que repites como grabación.
Entonces lo expresas, lo cargas y lo vives. También funciona con las cosas positivas, pero en general las cosas negativas resaltan.
Vamos por la vida cargando pensamientos que determinan cómo vemos el mundo. Sí mis pensamientos están plagados de palabras altisonantes, groserías y comentarios despectivos es como sí caminara debajo de una nube que llueve y relampaguea. Sí al contrario soy una persona tan feliz que parezco estar en drogas, probablemente traeré el sol colgando en mi hombro.
¿Te identificaste un poco con el primero? ¿No estas seguro de en qué grupo quedas? Afortunadamente, revuelvo pensamientos con un propósito y planes de acción. Veamos los consejos para esto:
-Identifica tus pensamientos. Ahora sí que saca una linda libretita con una pluma y anota lo que viene a tu mente cuando divagas, o pon atención sobre el lado al que te inclinas. ¿Más positivo? ¿Más negativo?
-¿De quiénes son esos pensamientos? Suena tonto, pero quiero recuerdes que hay cosas que parecen nuestras pero no surgieron de nosotros. Entonces piensa de dónde vienen.
-Desmenúzalos. ¿Tienen razón? ¿Tienen sentido? Haz una linda lista de por qué sí y por qué no, con esto te darás cuenta, utilizando la lógica, de sí son un sin sentido o no.
-Soluciónalos. Sí. Harás un plan de acción de la respuesta que te darás a ti mismo cuando te acosen esos pensamientos. Es decir, mi pensamiento es que soy una persona tonta, ya hice mi lista y pues no soy así el foco más brillante pero que digas tonta tonta tampoco, porque hice un número de cosas que me reconocieron. Bueno, sí llega a mi mente “qué tonta soy, siempre es lo mismo conmigo”, me contesto “no, hago tonterías de vez en cuando, como todos”. El mensaje es distinto y se sentirá distinto en nuestro cerebro y día.
-Memorízalo. Todas las respuestas quiero que las repitas como sí fuera un mantra. Porque entonces pensarás primero eso que el pensamiento negativo, que eventualmente quitarás desde la raíz.
-Ve los matices nuevos del mundo. Bienvenido al mundo con colores que oscilan de blanco a negro, donde no hay un bien ni un mal. Donde hablemos seres humanos perfectamente imperfectos que buscan crecer y desarrollarse.
Recuerda que lo que digas se convierte en quien eres, trata de vivir una vida usando las palabras adecuadas, porque a veces, por no hacerlo, vibramos energéticamente de formas negativas que queramos o no influyen nuestro día a día. Por ejemplo, sí en la mañana se me cayó el café encima en camino al trabajo (para el cual iba tarde además) y pienso “¡Maldita sea! Obviamente así tenía que empezar este día, sabía no debía salir, ojalá me hubiera quedado encerrada…” Y me voy dando cuerda solita. ¿Qué sucede? Bueno, envés de estar abierta a un día que pudo haber sido efectivamente malo o sorpresivamente bueno, decidí ponerme unas lindas gafas oscuras donde todo se ve gris.
Esto sería todo por hoy, ya tienen tarea y espero puedan hacerla y compartir su experiencia.
Hasta la próxima!

20140620-082840-30520841.jpg

Tu cuerpo te habla, ¿lo escuchas?

somatizaciones3

El cuerpo siente. Sabemos que se da cuenta del calor, del frío, salen moretones cuando uno sufre de un golpe, sangra si es cortado. Parece ser una afirmación bastante tonta de hacer, sin embargo, quiero ir más allá. El cuerpo es nuestro medio de comunicación con esta vida en la que nos desarrollamos, nos permite estar aquí y es un reflejo de todo lo que pensamos, un reflejo de nuestros hábitos, nuestras actitudes. Para explicarlo de forma simple, usaré de ejemplo a las personas que fuman. Cuando se tiene ese tipo de hábitos, naturalmente cambiarán cosas en nuestro cuerpo. Hablan de los dedos, uñas y dientes amarillos pero yo quiero que nos centremos en el rostro. ¿Qué pasa con el? Se hacen unas distintivas arrugas alrededor de nuestra boca y es algo que podemos ver a distancia y nos puede dar una pista de cómo es la persona.

somatizaciones

Si vemos por otro lado a otra persona con sobrepeso, podemos pensar que tiene malos hábitos alimenticios y una vida sedentaria. Si pasa una persona con un ceño fruncido, ¿qué pensaremos? Enojona, gruñona. Gente que tiende a ciertas expresiones y ciertos hábitos lo imprimen en su cuerpo.

Pasa exactamente lo mismo con las emociones, nuestras emociones al ser muy intensas o cuando no les permitimos fluir como hablamos en una entrada anterior (Mitos de las emociones), terminan saliendo a través de nuestros poros. Esto es somatizar. El padecer de forma física algo referente a nuestras emociones, que este término tiene dos cara: los trastornos por somatización o somatoformes y la somatización, como la explico ahora.

Está en el lenguaje cotidiano “Me quedé paralizada del miedo”, “Me enojé tanto que hasta me duele el estómago”, “Ya cállate que de oírte me duele la cabeza”, “Siento como si cargara mil kilos en mis hombros”, pero nada más claro que “Estoy temblando de la emoción”.

Somos, como individuos, una entidad. Un triángulo que constituye en cada una de sus puntas distintas cuestiones: emociones, físico y la mente. No estoy olvidando la espiritualidad, pero me parece esa no es una punta más de lo que es una capa que recubre todo. En fin, si una de estas áreas se ve afectada, las demás sufren. Es decir, si soy súper deportista y mañana tengo una lesión que me impedirá hacer ejercicio por los próximos tres meses, ¿cómo creen que afectaría mi estado de ánimo? ¿o mi mente? Por supuesto, no me volveré tonta, pero me sentiré triste y probablemente me costaría dormir porque no estaría quemando el mismo número de calorías (energía).

Si vivo el fallecimiento de un ser querido, pasará de manera similar pero enfocada en otra punta: mis emociones. Sentiré una tristeza y melancolía fuerte que no me permitirá concentrarme (mente) y quizás me quite el apetito (cuerpo), por lo que perdería peso. Somos parte de un balance perfecto y en el momento que uno se ve afectado, todo lo demás padece.

somatizaciones2

Algunas de las somatizaciones más comunes (junto con sus causas) acerca de las cuales podemos hablar están:

  • Dolor de estómago. El estómago es considerado el centro de las emociones, por lo que cuando las contenemos se ve reflejado en él.
  • Dolor de pecho o sensación de asfixia. Sumamente relacionado con el mal manejo de la ansiedad.
  • Dolor o tensión en la espalda / cuello. Común cuando vivimos altos niveles de estrés.
  • Irritaciones en la piel. También relacionado con la ansiedad, una persona en este estado es más propensa a rascarse.
  • Dolor de garganta. Dicen tiene que ver con no decir lo que se siente, por lo que la energía se queda posicionada ahí.
  • Dolor de cabeza. La cabeza se relaciona con todo, porque dependerá mucho de cada persona. Pero tiene que ver con indecisión o estrés antes diversas situaciones.

Entonces, podemos decir que un mejor manejo emocional nos ayudará a sufrir menos de somatizaciones, por lo que te recomiendo revises un artículo que escribí anteriormente “Si lloro me arrugo: Mitos de las emociones” y si deseas aprender más de métodos para relajación, puedes leer “Más meditación, menos vodka”.

Esto sería todo por hoy y recuerda: Escucha a tu cuerpo porque es más sabio de lo que crees. Hasta la próxima.

Espejito, espejito: Mi Imagen Corporal

Cada época tenía una idea de cómo había que vestirse y verse. Si vemos un poco hacia atrás, la concepción de belleza era voluptuosidad porque significaba posibilidad de tener hijos (por las caderas anchas), salud y abundancia, dado que sólo los burgueses podían comer hasta reventar. Claramente este no es el concepto actual, la mercadotecnia ha convertido a la mujer en un objeto puramente sexual y el mundo de la moda ha establecido estándares poco realistas para el cuerpo femenino.

Primero quiero que visualicemos el cuerpo promedio de la mujer mexicana, ¿cómo se ve? La estatura oscila entre 1.40 – 1.60 cm, normalmente son de piernas delgadas y torso más robusto. Podemos además decir que no tienen muchas pompas pero sí busto. ¿Este es tu cuerpo? ¿Si? ¿No? Bueno, cualquiera de las respuestas afirman a lo que quiero llegar sólo dame un momento. Cada país tiene una fisionomía específica, reconocemos a las japonesas como más chaparras y sumamente delgadas, a las europeas en general como más altas, etc. Por lo que es imposible hablar de un cuerpo en común entre todas las mujeres, aun siendo parte de una raza habrá variaciones, por eso se le llama promedio. El cuerpo que describí hace un momento es común entre mexicanas, pero habrá diferencias según cada persona. No todas tenemos la misma figura, punto.

El problema está en que nos hacen pensar que sólo hay un físico correcto y la presión mediática y a veces social hace que busquemos una figura que podría ser absolutamente ilusoria, como pensar que podemos crear piernas más largas o quitarnos las caderas, además de, en ocasiones, poco saludables. Ahora, cuando hablo acerca de saludable o no, me refiero específicamente al peso indicado por tu estatura, no a que sea malo ser delgado como tampoco es necesariamente bueno tener peso de más. Ningún extremo es bueno, la clave es entender cómo es tu figura (pera, reloj de arena, triángulo, rectángulo) y amarlo tal cual es.

Pero, ¿cómo amar un físico en concreto cuando va en desacuerdo con la imagen que dicen es deseable y “correcta”? Acostumbro a dar tips y esta no será la excepción.

  1. Ve a tu cuerpo como lo que te permite hacer lo que deseas. Más allá de si tenemos alma, espíritu, etc nos queda claro que nuestro cuerpo es la materia que nos permite existir en el aquí y el ahora. Nos da la posibilidad de trasladarnos, ¿pero qué más? Haz tu propia lista y léela cada vez que puedas.
  2. “Mi cuerpo es mi templo, mi templo es sagrado”. Así de simple. Respétalo, cuídalo, procúralo. El cuerpo que tienes es sólo tuyo y te dará la posibilidad de hacer lo que decidas.
  3. Olvídate de las modas. En el momento que algo está de moda, deja de estarlo. Es decir, las modas son transitorias. Viste tu cuerpo para ti, no para los demás. Ponte la ropa que te guste y sientas cómoda.
  4. Nutre tu cuerpo. Come cuando tengas hambre, toma agua cuando tengas sed. Pero además procura alimentarlo sanamente, esto determinará tú físico más que otra cosa. Y finalmente, lo ideal es salud, no talla 0.
  5. Permítete descansar. Ya les comentaba en la entrada anterior lo que sucede cuando no dormimos, entonces deja que tu cuerpo tenga sus descansos. Te sentirás mejor.
  6. Acepta la figura que tienes. Tu cuerpo es perfecto como es, sin importar si es tipo pera, reloj de arena, manzana, triángulo invertido, rectángulo, etc. Esa es tu figura y tiene ventajas que otra figura no tiene, aprovéchalas y hazlas relucir.
  7. Recuerda que tu valor está en ti y tus acciones, no en tu peso o talla.

Más que nada ama tu belleza, porque todos somos bellos en muchos más sentidos de los que queremos reconocer, y para demostrarlo te invito a ver los dos siguientes videos de Dove: Como te ves tú y como te ven otros y Lo que me gusta y lo que no me gusta

Esto es todo por hoy, hasta la próxima!

20140603-091855-33535910.jpg

X y Y: Lo que un gen puede hacer

Image

Naturalmente, el hombre y la mujer son diferentes, existen un sin número de libros y chistes que se refieren a esto. Pero, ¿genuinamente los hombres son de Marte y las mujeres de Venus? De eso hablaremos hoy, de los fundamentos para decir que somos de planetas diferentes, no con el afán de pelear o fomentar una inequidad de género, más bien porque considero que es importante conocer y aceptar nuestras diferencias, no como si fuéramos uno más que el otro, sino pensando que esas cualidades nos hacen únicos.

Las diferencias más obvias están en el físico, quiero pensar que puedo saltarme la explicación del por qué. Pero, es importante señalar que físicamente cumplimos con funciones diferentes: la mujer carga a los hijos en su vientre y el hombre tiene la fuerza para protegerlos.

Me adentraré a un escenario que podría causar controversias, pero quiero se posicionen en una cueva hace millones de años. Cuando vivíamos en las cavernas, el hombre tenía estas funciones: salir a cazar, matar a depredadores, básicamente usar la fuerza bruta; la mujer, cuidaba a los hijos en la cueva, junto con otras mujeres y cocinaba. Esto se ha impregnado en nuestro cuerpo a diferentes niveles, entre ellos cerebral.

Lo pensaremos como querría Darwin, de manera evolutiva. Para quienes no estén familiarizados con sus teorías, decía que a través de miles de años cada especie se adaptóa sus condiciones y fueron especializándose: desarrollaron picos en particular, colores y formas. Es como la historia de que las jirafas en un principio eran de cuello corto hasta que, por la competencia del alimento, evolucionaron a ser altas y alcanzar las hojas de las copas de los árboles. Bueno, nosotros de manera física experimentamos también cambios pero los más significativos tienen que ver con la composición de nuestro cerebro.

Nuestro cerebro estáconformado por tres llamémosles sub-cerebros: el reptílico (instintivo), el límbico (emociones) y la neo corteza (conciencia). Supuestamente, lo que nos diferencia de los animales es el raciocinio, ósea la neo corteza. Es una parte que otras especies no han desarrollado del todo. Esto es a nivel de especie, a nivel de género nuestro cerebro desarrollópeculiaridades por las actividades que llevaba a cabo desde la prehistoria. Hablemos más acerca de eso:

  • Hombre. Por las funciones que cumplía en el pasado, tiene una estructura distinta a nosotros. Por ejemplo, debía cazar. ¿Qué habilidades se requieren para la casa? Ser sigilosos, fuerza, concentración.. Buena vista. Por lo que desarrollaron vista de túnel. ¿Qué es eso? Bueno, eso es que tienen la habilidad para fijarse en una cosa y en esa cosa nada más. Una situación burda de cómo confirmar esto, es en el fútbol. No sé si les pasa a otras mujeres, pero para mi son muchos hombres corriendo detrás de una pelota. Sucede porque mi vista, de mujer, no es de túnel. Ellos logran enfocarse en quienes están con la pelota, haciéndolo más interesante. Por su mismo rol de cazadores, debían tener claro la cuestión espacial. Está de más señalar que los hombres son orientados y bueno, en su mayoría, mejores conductores.
  • Mujer. Nuestras antepasadas debían encargarse de los niños, y de la cueva.. y de sembrar y recolectar semillas.. Bueno, a partir de esto, logramos poseer una hermosa habilidad: multitareas. Piénsenlo, podemos hablar por teléfono, escribir, caminar y probablemente mantener la conversación con la persona que está junto a nosotros. Esto también está en nuestra vista, la mujer revisa más a detalle. Estamos menos especializadas, tenemos más interconexión entre nuestros hemisferios. Además, tenemos dos áreas del lenguaje, una en cada hemisferio, por lo que sí, es casi imposible callarnos. El hombre sólo posee una en su hemisferio lógico, por lo que a nosotras nos es fácil hablar de nuestras emociones y a ellos no.

Es por eso, que debemos tomar consciencia de nuestras diferencias como género, porque así podremos fomentar mejores relaciones interpersonales. Insisto, la idea no es caer en machismos o feminismos, sino reconocer. Para entender esto de manera cómica, les comparto este video fascinante al respecto de este tema. Disfrútenlo. Y hasta la próxima.

Los beneficios de ser la Bella Durmiente

Image

Dormir, dormir.. Podemos saltarnos la comida, dejar de salir, vivir a base de comida chatarra y refrescos, pero por supuesto el sueño no se toca ni se quita, con este ritmo acelerado de vida la horas están contadas. Y como buen círculo vicioso, es constante y evolutivo. ¿Recuerdan cuando las abuelitas decían que nadie te quitaría lo bailado? Pues tampoco se quita lo que no se durmió. Estudios demuestran que esas horas ya pasaron y no las recuperamos nunca. Si, imaginen la música tétrica de fondo.

En fin, ¿qué pasa si no dormimos? Bueno, en muchos sentidos simulamos a una máquina, quienes tengan una computadora con Windows lo entenderán mejor: cuando dormimos es como cuando queremos apagar nuestra computadora y te dice que se debe de hacer una actualización de siete pasos. Uno refunfuña, pero deja que se realice. Así es dormir.

Creemos que nos apagamos, pero en realidad el cerebro nunca duerme, aprovecha esas horas para hacer un chequeo y así reparar todo el daño que nos ocasiona la vida diaria. ¿Qué daños? El efecto del estrés, por ejemplo.

Y, ¿qué sucede con el descuido? Nos volvemos irritables, nos concentramos muy poco y sentimos cansados, además estamos confundidos y podemos llegar a tener ilusiones o alucinaciones, temblor en las manos, dificultad para hablar, y muchos síntomas desagradables. ¿Sabías qué el dormir mal o poco también aumenta el riesgo a sensaciones depresivas?

Entonces, necesitamos al menos 8 horas de sueño, entre más edad son menos. El problema es que no se considera esto, se les pide a los adolescentes llegar a las 7 am a la escuela, muchos incluso están toda la tarde y parte de la noche en actividades extra curriculares y tarea. No es distinto con los adultos. Pero eso sí, dan las 10 pm y uno quiere siquiera disfrutar de la computadora y la televisión un rato. Quitando horas de sueño, acumulando puntos que debió revisar nuestro cuerpo.

Lo que busco con este texto es crear conciencia de cómo día a día por nuestros mismos hábitos estamos ocasionando daños irreparables en nuestro cuerpo. Se entiende que no podamos cambiar del todo lo que sucede, pero sí podemos ayudarnos a dormir mejor.

Por ejemplo, se sugiere:

  • Evitar alcohol, cafeína, nicotina, comida pesada o cualquier cosa que se pueda considerar estimulante en la noche. En cambio, se recomienda leche caliente o un té.
  • Tener actividad física durante el día. Digamos que como 2000 calorías a lo largo del día pero estoy sentado todo el tiempo, es como si envés de desconectar mi celular para que se gaste la pila, lo dejara ahí cuando ya está llena.
  • Ejercicios de relajación, sé que lo digo a menudo pero la meditación y las respiraciones son la mejor herramienta.
  • Hábitos fijos: siempre tener una hora para dormir y una para despertar, que sea constante y hacer de ello un ritual. Por ejemplo, me sucede que acostumbro revisar una página en internet antes de dormir, y cada vez que la abro empiezo a bostezar. De manera que aún cuando me siento hiperactiva, hago esto y termino logrando dormir.
  • El cuarto como el de Morfeo, si se busca estimular el sueño necesitamos un ambiente apropiado. Un error común es hacer uso de colores estimulantes dentro de la habitación, ¿cuáles son los colores estimulantes? el rojo, naranja y amarillo por ejemplo. Lo que sucede es que éstos colores crean reacciones neurológicas en su mayoría de alerta, lo que dificulta el poder dormir. Es preferible usar verdes, azules y morados para descansar mejor.

Image

 

Espero esto les ayude a conseguir el estado envidiable que tiene la Bella Durmiente durante toda la película pero sin necesidad de pincharse el dedo con una aguja. Hasta la próxima.

Mi pareja ideal, ¿cómo la encuentro?

20140501-184405.jpg
Generalmente pasamos una gran cantidad de tiempo pensando en cómo sería nuestra pareja perfecta y cuáles serían sus características, sin embargo, buscamos muchos detalles pero no vemos la imagen completa. ¿Qué es lo que se busca normalmente? Bueno, según estudios la mujer busca seguridad financiera más que nada y el hombre, jovialidad y belleza. Desde una perspectiva biológica, tiene sentido. La mujer quiere asegurar el bienestar de sus hijos y el hombre, que quien escoja tenga los mejores genes para su descendencia. Todo esto se basa en una perspectiva más que nada instintiva.

Si hablamos de nuestra parte emocional probablemente las cualidades cambiarán, quizás no drásticamente. Y ahí mencionaríamos que sea simpático/a, amable, ambicioso/a, chistoso/a, divertido/a, etc. Al menos como algo base, quizá después unos que otros busquen que sea responsable, serio/a, que se pueda comprometer, etc. Pero, ¿genuinamente es todo eso lo esencial en el compañero “de toda tu vida”?

Por supuesto, voy directo a un punto interesante. Son pocos quienes salen del cliché creado en todas las películas infantiles o románticas, uno sueña con que simplemente des un click con la persona. En un mundo perfecto con eso bastaría, es más, en un romance transitorio también sería suficiente. Pero, ¿cuántos se ponen a pensar en qué se necesita para tener una relación duradera? Según mi experiencia no muchos, al principio lo importante es tener un par de cosas en común, mas eso no necesariamente determina que el otro sea nuestra pareja ideal.

Biológicamente al principio estamos dentro de un precioso cóctel de hormonas que hacen que todo sea amor y perfección. Está la serotonina, oxitocina, endorfinas, etc. Tu cuerpo hace que todo esto se libere cuando estás en contacto con esta maravillosa persona, al principio. Después, si no se forjó una buena relación con algún grado de profundidad, simplemente desaparecen las hormonas y así también se va el amor.

¿Acaso no se han preguntado por qué las relaciones en promedio no duran más de 3 o 5 meses? Bueno, he ahí la respuesta. Pero, esperen un momento: no porque lleven ya más de 5 meses con su pareja significa que están fuera de peligro. Hay quienes pueden pasar años liberando esas hormonas, como quienes simplemente se adaptan a la relación.

¿Cuáles son los criterios para asegurar que están en una buena relación? Bueno, según las investigaciones y experiencias de especialistas en el tema, podemos en listar categorías que son importantes:

Mismos valores.

Misma cultura.

Mismo nivel de inteligencia.

Misma educación.

Mismo nivel socioeconómico.

No compartir todo eso puede eventualmente llevarte a alucinar a tu antes adorada pareja. Claro, puede uno cambiar y quizás aceptar que no todo sea así. O durar 30 años sin compartir ninguna de las cosas que mencioné, pero hablamos en un plano de probabilidades. Hay quienes se conocen en la secundaria y se casan y viven eternamente felices, ¿cuántos casos creen que existan así? ¿Conocen alguno? Exactamente.

Tal cual dicen que conoces quiénes son tus verdaderos amigos cuando pasas por una situación muy mala. Es lo mismo con tu pareja. Porque llegas a conocer partes de ellos mismos que van más allá del caso hipotético o de la reacción idealista que tu querrías que sucediera.

Mi consejo es estar atento de todo esto y por supuesto, dedicar mucho tiempo a forjar una relación donde haya confianza, sinceridad y comunicación. Porque similares o no, sin ninguna de esas no hay nada.

Sus comentarios, como siempre, son bienvenidos. Hasta la próxima.

Más meditación, menos vodka

Image

Como civilización hemos dedicado siglos enteros a la búsqueda por mejorar nuestra condición. Encontramos métodos más rápidos de comunicación y de transporte; cómo mantenernos cálidos en invierno o frescos en verano; iluminamos nuestros hogares de manera que nosotros decidiéramos qué tanto duraría el día; construimos ciudades para alejarnos de aquellos animales que ponían en peligro nuestra existencia y hasta llegamos a domesticar a algunos para ya no verlos como amenaza; elaboramos medicamentos para no sufrir enfermedades o para que éstas no nos llevaran consigo. Básicamente dedicamos mucho tiempo para crear nuestro mundo, nuestra burbuja.

Esto ha tenido un costo, el que me interesa particularmente hoy es cómo nos alejamos de la naturaleza y cómo ésto nos afecta a niveles que quizás no tenemos siquiera presentes. Un ejemplo quizás tonto es cuando buscamos los sonidos de la naturaleza para dormir, los ponemos de fondo para contrarrestar los efectos de vivir en un mundo urbanizado. La vida como la conocemos es estresante, son millones de estímulos de los cuales no podemos huir, entonces ¿qué sucede? Atención selectiva. Esto de por sí lo realiza el cuerpo de manera natural, pero nosotros lo hacemos en nuestra vida diaria, decidimos que sí sentir y que no. Les prometo que en un momento tendrá sentido lo que les digo.

La vez pasada les hablé un poco acerca de la baja tolerancia que tenemos a la frustración, simplemente no nos gusta sentirnos mal. Esto nos arroja a distintos caminos de acción, uno más fácil que el otro. En el camino difícil se encuentra el autoanálisis, la reflexión sobre el por qué de los sucesos de manera objetiva y práctica, es decir, “la relación no funcionó porque no eramos compatibles pero además, yo me comporté de “X” forma que no fue positiva y es algo que ahora que me di cuenta puedo cambiar”, pero es confrontativo, es admitir de forma consciente la vulnerabilidad de nuestra persona, por lo cual muchos toman el camino fácil: tomar lo primero que esté a la mano para entumecer la sensación, dentro de este camino existen opciones más dañinas que otras y creo es necesario mencionar algunas: ingerir cantidades de alcohol desorbitantes, fumar obsesivamente, consumo de drogas o estupefacientes, pastillas para todo (dolor, sueño, antidepresivos). Si hablamos de medicamentos reconozco que muchas veces son necesarios, sin embargo, el problema es cuando es la primera opción y cuando se utilizan como medio de escape.

A donde quiero llegar, dando quizás varias vueltas, es que si algo malo pasa somos pocos los que decidimos resguardarnos de manera que haya un crecimiento por la experiencia, más bien se tiende a huir hacia la fiesta, salir con los amigos hasta el cansancio, tomar como deporte, etc. Esto nos aleja de la paz que trae el estar con uno mismo y con la naturaleza. La meditación es una forma de regresar a esto.

Pero, ¿qué es meditar? Es la práctica de un estado de atención concentrada, que tiene múltiples beneficios que podemos clasificar en tres distintas áreas.

1. Salud: relajación, reducción de la presión sanguínea y del alto colesterol, rejuvenecimiento, mejora del sueño.

2. Psicológico. Mejoramiento de las funciones cerebrales, memoria, estados de atención y concentración. Estado de equilibrio, calma y lucidez.

3. Interpersonales. Disminución de estados de ansiedad y depresivos. Mayor autoestima, desarrollo personal y satisfacción.

Image

Básicamente podemos decir que tiene muchos beneficios pero el mayor de ellos es traer calma a la persona, de manera que resulta más sencillo enfrentar lo que pasa día a día.

Comúnmente se dice que meditar es complejo, pero no lo es, es un proceso que requiere de práctica y tiene distintos niveles de dificultad conforme a eso, encontré un video muy didáctico para aprender a meditar que les comparto a continuación:  

Así que los invito a intentar esta práctica milenaria que ha comprobado tener muchos efectos positivos en la mente y el cuerpo. Agradezco sus comentarios y dudas. ¡Hasta la próxima!

Será que el corazón es tonto?

20140416-153548.jpg
En la última década hemos presenciado un boom respecto al estudio científico de las emociones, esto nos ha permitido comprender los centros de la emoción que nos provocan ira o llanto y cómo lo más primitivo de nuestro cerebro nos lleva a la guerra o al amor, encontrando de algún modo el mapa hacia la naturaleza humana.
Con esta herramienta entendemos que el cociente intelectual es modificable junto con una serie de aptitudes que van de la mano. Sin embargo, ya no es lo único que se debe considerar, porque al final del día no somos completamente un ser racional sólo movilizado por la lógica, sino que poseemos otra parte regida esencialmente por la percepción y de manera más significativa, la emoción. Esto es lo que Daniel Goleman llama inteligencia emocional, que se refiere a cómo conocemos, interpretamos, enfrentamos nuestros sentimientos y los de los demás.
Se considera que el desarrollar la inteligencia emocional tiene una serie de beneficios, así que hablaremos sobre eso. Sí logramos comprendernos a un nivel emocional de manera obvia nos conoceremos mas y por ende podremos comprender de una forma distinta al otro, siendo posible tener mejores relaciones con ellos. Además, hablando del manejo emocional seremos más congruentes y productivos, dejaremos que la tristeza nos motive, no que nos destruya. Y por último, uno de los graves problemas presentes en nuestra época: la tolerancia a la frustración y el manejo del estrés. No se nos enseñó a tolerar la frustración y el estrés es sumamente más complejo de lo que era hace 20 años, justamente por eso se desarrollan una serie de padecimientos como la depresión o la ansiedad.
De forma que deberemos abordar las claves para la inteligencia emocional:
– Enfrenta tus emociones: en una entrada anterior aborde los mitos de las emociones, ahora de la mano con eso es importante hacerle caso q lo que sentimos y no romper con el ciclo de las emociones
– Cuestiona tus pensamientos negativos: Constantemente nos encontramos con pensamientos negativos o fatalistas, estos pensamientos aparte de hacernos sentir mal afectan nuestras emociones y cogniciones. La manera de contrarrestar esto es bastante simple: buscarle lógica. Por ejemplo, pienso que todo siempre me sale mal, tendría que revisar en la historia de mi vida y las pruebas a favor y en contra de esta situación. Lo mas probable es que no siempre suceda esto, de manera que cada vez que piense eso, recordare algo que pruebe lo contrario.
Establece límites: esto también lo platiqué en otra entrada, sin embargo, para recordar simplemente es decidir que sí y que no permito de mi y de los otros. Por ejemplo, permito que alguien sea grosero mientras este enojado pero nunca que me levanten la voz. Suena muy simple y realmente puede ser cualquier cosa, la importancia de esto es poder decidir hasta dónde en cualquiera de nuestras relaciones.
– Sé flexible: Muchas veces la vida no tomará el rumbo que deseamos, de manera que es importante adaptarnos y ser flexibles. Quizás no logre ir ese día al cine porque no había horario, pero por esta situación me senté en un café. Probablemente no haya sido tan malo. Esto incrementa la tolerancia a la frustración.
– Sé honesto Es importante ser fiel a uno mismo, sí sientes algo dilo, sí piensas algo también. El no ser congruentes con uno es de las sensaciones más incómodas y desagradables que se pueden experimentar.
– Sé responsable de lo que piensas, de los que haces y de lo que sientes.
– Sé consciente Muy parecido a la anterior. Date cuenta de la responsabilidad que posees sobre ti mismo.
– Fomenta la motivación interna Generalmente se manejan dos tipos de motivaciones, interna y externa. La interna tiene que ver con una auto motivación y la externa, con motivación proveniente del otro. Es decir, mi papa me dice que me dará un premio sí saco diez en el examen, esto es motivación externa. Ahora, la motivación interna moviliza más a la persona y representa el poder ganar algo intangible. Por ejemplo, quiero ser la mejor en lo que hago y por eso estudio y estudio y un buen día me reconocen, esa satisfacción por el esfuerzo dura mas y es más sincera que cualquier otra.
– Desarrolla la empatía De alguna forma es otro es un reflejo de uno mismo. El poder sensibilizarnos de manera que entendamos al de enfrente, nos ayudará no sólo en nuestras relaciones con ellos sino también con nosotros mismos.
– Sé asertivo la asertividad es un concepto muy bonito que habla sobre respetarse a uno mismo de manera que podamos expresarnos pero respetando al otro. Es decir, se vale decir lo que se siente pero sin insultar al otro. Por ejemplo, “eres un idiota” es muy distinto a “en este momento no me parece A MI que estas actuando de la manera más inteligente”, de este modo nos expresamos pero además no herimos al otro. Sí quieren aprender más sobre la asertividad, les dejo un video padrisimo que lo explica claramente: Sabes lo que es la asertividad?
Todo esto ayudará a aumentar el coeficiente emocional en cada una de las personas. Lo cual además mejorará el autoestima, la auto imagen y las relaciones con los demás.
Entonces no, el corazón no es tonto, sino que le damos mucha mas importancia a ser inteligente a un nivel intelectual a serlo de manera emocional. La idea es poder combinar ambas inteligencias, como bien dice esta frase que me encanta (y de la cual desconozco el autor) “Sigue tu corazón, pero lleva a tu cerebro contigo”
Les propongo ponerlo en práctica y comentar cómo se sintieron. Hasta la próxima!